Blog

Artículos de esta sección

  • Trescientos metros

    , por Martín Gaitán

    ¿Estarás pensando en mi en este momento ? Salgo al balcón y el ruido de ciudad me cachetea. Miro hacia el sur, calle abajo, estirando el cuello todo lo que puedo, anhelando que la física no exista para que estos trescientos metros que nos separan se hagan un centímetro, donde el mundo es mucho más lindo, para poder verte sonreir y abrazarnos un instante eterno. Voy por la calle, ojos tras lentes oscuros sobre zurcos salados, intentando no pensar. "Hay ayeres y hay mañanas / pero no hay hoyes" (...)

  • Carta para reenamorar

    , por Martín Gaitán

    Le vengo dando vueltas desde las dos, cuando terminé de ver la peli que no debía ver. Blue Valentine, se llama. Ya sabía de qué trataba y debí suponer que no era el mejor plan, pero, qué cojones, se trata de "aventurarlse" (como dijo aquella viajera chilena). Bella y cruda. Con final feliz hubiera sido lo que necesitaba. Si en vez de creer que esta carta debe ser algo trascendente y simplemente te escribo, o simplemente escribo, quiza me sería más facil. Si no hubiera mezclado las flores de Wally (...)

  • A ver...

    , por Martín Gaitán

    ...si puedo explicar todo esto que ando sintiendo y que al tratar de decirte por teléfono se reduce a un "te extraño" y... no es solo eso. Estar acá en Ushuaia, lejos tuyo, me lleva irremediablemente a recordar otros tiempos en que estuve sola en esta ciudad. Tiempos lejanos y no tanto. Estoy todo el día embriagada de recuerdos, buenos y malos. Es como estar viendo todo el día la película de mi vida. Y aparecen los personajes de mi vida, y las sensaciones experimentadas, las alegrías y las (...)

  • Un cuaderno en el cajón

    , por Martín Gaitán

    Más de 20 años, qué lo parió. Mi blog tiene más de 20 años, sólo que lo escribía en un cuaderno tapa dura sobre un banco de la escuela 16, con letra cursiva y con más frecuencia e imaginación que ahora. Estaba acá, echado en la cama, queriendo escribirte de algo que no sea coyuntura. De algo que no sea "mi amor, pensé en vos, hoy estuve con amigos que me quieren, nadé y me quemé la espalda con el sol". Aunque todo eso pasó, seguí pensando en vos mientras nadaba, y después también. En vos y en cómo estar (...)

  • Con tanta noche por la ventana

    , por Martín Gaitán

    UNO Por la ventanilla refulgente, la luz. Toda la luz. Sólo la luz. "Bienvenido a Neuquén" dicen, tímidos, los arbolitos secos de la ruta 22. Los vasos vacíos de whisky berreta que convierten las 16 horas de viaje en "servicio ejecutivo" ruedan con la fuerza centrípeta de la primera rotonda, apenas se cruza el puente, y suenan como suave alarma para los que echaban la última siesta. A esa escuela fui yo, mirá, la técnica más grande de la patagonia. Perticone y Olascoaga. Quienes serán, me (...)

0 | 5 | 10 | 15 | 20 | 25 | 30 | 35 | 40 |...