El olvidao

Duende Garnica
Publicado el 1ro de septiembre de 2008 por Martín Gaitán
De tu palo soy, hijo de tu cuero
soy el olvidao en la alcancía del tiempo
el que se quedó de pie poniéndote el pecho.
 
Flor obrera soy, silvestre de espuma
cuando el tren se va miro en las vías la luna
pensando tal vez mi pueblo encuentre fortuna.
 
Mi bofe se hinchó cuando repartieron
de mi no se acuerdan dicen que nunca me vieron
que no soy de aquí, que ya no tengo remedio.
 
Soy el olvidao, el mismo que un día
se puso de pie tragando tierra y saliva
caminó hacia el sol para curar las heridas.
 
Una herida soy, buscando el salario
maestros de pie cuidando pichones blancos
que madurarán iluminando este pago.
 
Soy el que quedó en medio e’ los ranchos
guacho del fiao a mate y guiso inventado
hambre y rebelión fueron creciendo en mis manos.
 
No quiero de más, quiero lo que es mío
al maso trampiao debo torcerle un destino
levantate cagón que aquí canta un argentino.
 
A Lucas, que la canta caminando hacia el sol.
Y a Lea, que la baila tragando tierra y saliva
blog comments powered by Disqus