Publicar un mensaje

En respuesta a:

  • Si llega a ser tucumana

    , por Martín Gaitán
    Si la cintura es un junco
    y la boca es colorada,
    si son los ojos retintos...
    esa moza es tucumana.
     
    Si es dulce como esa niña
    y airosa cuando la bailan,
    si te gana el corazón...
    esa zamba es tucumana.
     
    Y si la moza y la zamba
    llegan a ser tucumanas,
    ahogate en agua bendita
    que ya ni el diablo te salva.
     
    Si es redondita y jugosa
    lo mismo que una naranja,
    si es de noche cerrada el pelo...
    esa moza es tucumana.
     
    Si a la sombra del pañuelo
    le va anudando distancias,
    si te consuela y te miente...
    esa zamba es tucumana.
     
    Y si la moza y la zamba
    llegan a ser tucumanas,
    ahogate en agua bendita
    que ya ni el diablo te salva.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

Enlace hipertexto (opcional)

(Si tu mensaje se refiere a un artículo publicado en Internet, o a una página que contiene más informaciones, indica a continuación el título de la página y su dirección URL.)

¿Quién eres? (opcional)